Síguenos!

Síguenos!

@EmprenderUCA EmprenderUCA Cátedra de Emprendedores de la Universidad de Cádiz Web

viernes, 17 de noviembre de 2017

Ya no importa si innovas, sino lo rápido que eres capaz de innovar

Recientemente recibí una imagen de mi compañero Jose Manuel Sánchez. Me comentaba que había visto una infografía del portal Statista (https://es.statista.com/) sobre la clasificación de las empresas más grandes del mundo en 2007 y en 2017. Esta infografía ilustra la presente entrada del blog. Es curioso como solo una empresa ha mantenido su puesto en el top5. Se trata de la tecnológica Microsoft. El resto de empresas que copan los primeros puestos en 2017 ni siquiera estaban en el top10 en el 2007.

Desde la Cátedra de Emprendedores y Masterup siempre le indicamos a todas las personas que pretenden impulsar una nueva iniciativa que el mundo está cambiando a un ritmo acelerado. Estamos tan inmersos en esta aceleración del cambio que ni siquiera nos damos cuenta de esta evolución. En nuestros talleres siempre indicamos el ejemplo que puso Steve Blank en una conferencia desarrollada en 2013. Es el ejemplo de la empresa Nokia y que supuso para esta compañía la aparición del nuevo producto IPhone en 2007 por parte de Apple. En este ejemplo, Nokia pasó de tener una cuota de mercado del 50% en el mercado de terminales de telefonía móvil en 2007 a pasar a dominar sólo el 5% en 2013. Además, Apple pasa de no vender terminales móviles en 2007 a ser la compañía que más beneficios obtiene de la venta de terminales móviles.

Este cambio disruptivo supone un cambio en la metodología y las formas de emprender. Es evidente que la metodología más clásica basada en la causa-efecto, que conlleva una planificación, la determinación de objetivos, de acciones y una estimación económica y financiera a 3-5 años y un control sobre la planificación para analizar las desviaciones producidas, no es útil en entornos de alta incertidumbre.

Es aquí donde surge la necesidad de aplicar nuevos métodos y paradigmas: effectuation, lean startup, customer development, design thinking, etc…


¿Y tú? ¿Sigues aplicando viejos medios para nuevas soluciones? Te esperamos en el servicio de apoyo al emprendimiento de la Universidad de Cádiz. Contacta con nosotros, pide cita previa y te ayudaremos.

Julio Segundo Gallardo

lunes, 13 de noviembre de 2017

8 consejos para iniciar un nuevo negocio

Iniciarse en un nuevo negocio no es tan difícil como parece. Es normal cuestionarse si comenzar con algo que pueda ser un “boom” o irse por lo seguro. Si prefieres empezar con algo más fácil, conoce pequeñas ideas de negocios en Gananci

Es normal que te asalten dudas acerca de qué hacer, cuáles serán tus clientes, si tendrás éxito o no,…. Lo más importante es consolidar un negocio capaz de perdurar en el tiempo y frente  la competencia. 
Todos los comienzos pueden causar mariposas en tu estómago, pero si tú tienes esa chispa para emprender, entonces, ¿Qué esperas para ponerla en marcha?

lunes, 6 de noviembre de 2017

Claro, sencillo y centrado

Recientemente, en el Máster de Ingeniería Industrial de la Escuela Superior de Ingeniería, estuvimos discutiendo en clase sobre la segmentación de clientes en un proyecto emprendedor. Esta discusión a la que hago referencia no es una discusión puntual sino que se repite una y otra vez en el servicio de atenciónal emprendimiento y en todas las asignaturas sobre emprendimiento en las que estoy presente.

La dificultad siempre surge desde la pregunta, ¿quién es tu cliente objetivo ideal? Y es aquí cuando surge la tentación de responder “mi producto sirve para todo el mundo”. Existe una creencia común que definir un segmento de clientes claro, sencillo y centrado es un peligro para el propio proyecto emprendedor bajo la siguiente premisa (errónea desde mi punto de vista): “si mi segmento está definido y acotado, estoy dejando de lado a multitud de potenciales clientes y, por tanto, será mucho más complicado asegurar la supervivencia de la iniciativa emprendedora”.